• El film está de moda

    Es innegable que la fotografía química, analógica, argéntica, tradicional... está de moda, y como todo lo que está de moda tiene sus cosas buenas y algunas malas.

    Es raro no encontrarse en los blogs de fotografía algún artículo reciente sobre cámaras, técnicas, o noticias de fotografía química, incluso la revista Vanity Fair le ha dedicado un artículo y la revista Voge, en otro artículo, echa de menos revelar los carretes después del verano.
    "Deseé haber llevado una cámara de carrete a mis viajes, y así no recibir los insistentes mensajes de amigos suplicándome que les pasara las fotos, “no te cuesta nada”. Estaría emocionada de llevarlas a revelar y esperar los días de rigor para ver el resultado. Como en los viejos tiempos montaría un álbum y no precisamente de Facebook."
    El festival Revela-T, que se celebró en Barcelona en mayo, demuestra como la fotografía analógica tiene cabida en estos tiempos y han quedado tan contentos que ya están pensando en el año que viene.
    Aunque las grandes marcas han tardado en adaptarse al mercado de la película para que sea rentable hay marcas más pequeñas que funcionan muy bien.  No sólo se siguen fabricando películas, todavía quedan cámaras en fabricación como la marca Voigtländer, Leica... incluso Canon y Nikon siguen fabricando algún modelo.  (Un listado de cámaras que todavía se fabrican)
    Y no solamente han salido nuevos fabricantes, también hay nuevas tiendas, Sales de Plata en Madrid y Foto R3 en Gijón, ha conseguido ser referentes nacionales para comprar todo tipo de productos.



    La fotografía analógica no esta reñida con el mundo digital y por eso hay un montón de aplicaciones web y para smartphone que nos ayudan a calcular los tiempos de revelado, sirven como fotómetro, para recordar que carrete tenemos puesto en la cámara e incluso para guardar los datos exif de cada toma. (Haré un post recopilando aplicaciones).

    Cuando llevamos a revelar película a las tiendas cada día es más caro y difícil de encontrar sitios que trabajen y ya si lo quieres rápido mejor te volverás loco.  En mi ciudad, Logroño, la cadena Fotoprix sigue revelando, tanto 35mm como 120, no tardan demasiado, una semana, y no son caros, por 3,25€ sin copias.  No se en España como está la situación pero no estaría mal crear un mapa como en Film's not Dead con los lugares de Reino Unido dónde comprar película, cámaras, químicos o revelar.

    ¿Qué pasa si juntamos la moda de la fotografía analógica y la moda del crowdfunding?  Pues muy sencillo, que salen muchas cosas, la mayoría curiosidades y por las que nunca ayudaría pero otras no están mal.

    Uno de los últimos que he encontrado es el Hasselnuts, un adaptador iPhone-Hasselblad.  Si esa cosa que todo el que tiene una Hasselblad está deseando, hacer fotos con el iPhone a través de ella. +info

    También hay gente que crea su propia ampliadora para hacer la fotos del iPhone en papel fotográfico.  En lugar de poner un negativo, ponemos el móvil con la foto que queremos, enfocamos, encuadramos y listo. +info
    Pero también en Kickstarter salen cosas realmente útiles, por ejemplo Luxi, un accesorio para el iPhone que permite usarlo de fotómetro de forma muy muy eficaz, tanto es así que cumplió su meta, multiplicada por 12, y ahora ya se puede comprar en la web.
    También nos encontramos historias geniales como está, de la fábrica Fotokemika en la antigua Yugoslavia, después de la guerra y el fin del comunismo la empresa se privatizó y pasó de 1.000 trabajadores a una veintena.  Finalmente en el año 2012 cerró y Ana Cvetković y Sanja Harris decidieron comparar la fábrica para mantener el legado en forma de museo.  Todavía no lo han conseguido. +info

    Pero no todo va a ser bueno, la gente que tiene cámaras viejas guardadas en casa ahora se creen que tienen oro y el precio de segunda mano a subido.

    0 comentarios → El film está de moda